El Cenador

El Cenador de la Hacienda

Una carta preparada para el disfrute del paladar y de la vista, una invitación para la degustación pausada de los alimentos, para confirmar que el rito de compartir los alimentos es una garantía de entendimiento.

Un espacio acristalado desde el que las cuatro estaciones visitan impúdicamente a los comensales, la lluvia de otoño o la luz primaveral que anuncia el verano iluminan, apenas tamizadas por los blancos visillos, este lugar dispuesto para establecer la conversación en torno a la mesa.

Salón Doña Emilia

Doña Emilia Amieva, la esposa de Don Juan presta su nombre a este salón polivalente con capacidad para doscientas personas, lugar idóneo para realizar reuniones de empresa, bodas, banquetes, etc. Su acceso y servicios independientes al resto de instalaciones le dotan de la privacidad necesaria para este tipo de eventos.

Cafetería Auseva

A principios del siglo XX se establecía en Llanes la Confitería Auseva, con el tiempo llegó a ser un punto de reunión emblemático, allí se buscaba y encontraba el mejor y famoso helado Peña Santa. Al desaparecer el local se buscó un espacio en la Hacienda para recuperar parte de aquella historia, incluido el famoso helado.

El Cenador

El servicio de restaurante está ubicado en un espacio anexo acristalado, al que se puede acceder desde el propio hotel o bien desde el exterior. Una carta preparada para el disfrute del paladar y de la vista, una invitación para la degustación pausada de los alimentos, para confirmar que el rito de compartir los alimentos es una garantía de entendimiento.